El Grupo Eulen roza la sorpresa ante Autocid Burgos en la semifinal de la Copa CyL (75-72)
17/09/2012
Ni el más optimista de los espectadores presentes en el Pabellón Pisuerga podía aguardar un duelo de tanta intensidad, de tanta igualdad y de final tan incierto. La diferencia de categoría no fue óbice para que el Grupo Eulen pusiera en serios aprietos a todo un Autocid Ford Burgos, serio aspirante a los puestos nobles de la Adecco Oro.



No pudo causar mejor impresión el cuadro abulense en las primeras acciones del choque. Su pareja interior, formada por Pape Sow y Moussa Diagné, sembró el pánico en ambos tableros. Los jugadores africanos, intimidadores natos, trataron de echar el cerrojo en canasta propia y atacaron con versatilidad la ajena. Lejos de perder los nervios, Autocid se entregó a la clarividencia de Juan Alberto Aguilar en la dirección. El sevillano castigó a la defensa rival con sus penetraciones. Sergio Olmos fue el principal beneficiado. El ex del Cáceres impuso sus ‘siete pies’ y, con seis puntos casi consecutivos, permitió que los de Casadevall gozasen de las primeras ventajas. Siempre mínimas.




Al término de los primeros diez minutos, el 17-16 que campeaba en el marcador reflejaba la extrema igualdad entre ambos contendientes. Los tópicos de pretemporada habían lucido en todo su esplendor: falta de ritmo, imprecisiones y escaso acierto en el lanzamiento de larga distancia. El segundo cuarto tuvo un nombre propio, el de Pape Sow. El ex de Cajasol y Barça, con diez puntos en su haber, martirizó a sus dos marcadores, dos hombres de muy distintas características. Ni el ‘guerrillero’ Pep Ortega ni el talentoso Jorge García Vega pudieron frenar las ambiciones del senegalés.




El Grupo Eulen se mantenía en el partido, con sus opciones de victoria intactas, pese a los arreones de Jeff Xavier. Dos acciones consecutivas del ex del Palencia, con un robo incluido, situaban a los suyos con ventaja (34-32). Sin embargo, en los dos últimos minutos, los de Armando Gómez recibirían peores noticias. Volvía a aparecer Xavier para anotar un triple que, unido a una canasta de Pep Ortega, servía para instaurar, al descanso, la máxima renta a favor del cuadro de Casadevall (41-34).




Claro que, en lugar de enterrar el hacha de guerra, el conjunto ‘verderón’ sorprendió con una salida en tromba. 0-10 de parcial, gracias a la inspiración de Callenbach. El prometedor jugador portugués, a sus 19 años, se echó el equipo a las espaldas. En apenas cuatro minutos de juego real, el panorama había cambiado drásticamente (41-44). Tras un tiempo muerto, Ford Burgos, atascado en ataque y superado en defensa, recurrió a Xavier para reengancharse al envite. Pese a ello, dos triples de Óscar Herrero y Javier de Pinto permitieron a los de Armando Gómez entrar en el tramo decisivo por delante en el tanteador (56-57).




Quizás no entraba en los planes de Autocid disputar un encuentro de poder a poder. Las prisas se apoderaron de los burgaleses, que se vieron con una desventaja de seis puntos cuando se había consumido el ecuador del último parcial. Cuando el Grupo Eulen acariciaba el pase a la final, apareció Pep Ortega para obsequiar al público del Pabellón Pisuerga con un recital: anotó dos triples, forzó una falta en ataque y convirtió la canasta decisiva tras rebote ofensivo (74-72). No acertó Herrero con el triple que habría dado la vuelta al marcador y los de Casadevall respiraron con alivio.




FICHA TÉCNICA:




Autocid Ford Burgos (75): Pep Ortega (10), Jorge García (9), Dani López (6), Sergio Olmos (16), Luke Sikma (4), Marcus Vinicius (8), Juan A. Aguilar (7), Jeff Xavier (13), Álvaro Fernández (0), José M. Bartolomé (3).

Grupo Eulen Carrefour El Bulevar (72): Massine Fall (2), Cheick Moussa (0), Riley Luettgerodt (11), Jonah Callenbach (11), Santiago Villena (3), Ósca Herrero (12), Javier de Pinto (5), Roland Smits (0), Chema González (10) Pablo (4) Pape Sow (14)